sábado, 1 de noviembre de 2008

Sancho ¡Te entendemos!

COMENTARIO AL CAPÍTULO XXV, PUBLICADO EN "LA ACEQUIA" http://laacequia.blogspot.com/

¡Bien por Sancho!

Solicita licencia, a su señor, para volver a casa; pero no por las coces, manteamientos, ladrillazos y puñadas…no. Lo que es superior a sus fuerzas es… ¡obedecer la orden de permanecer callado! Las mujeres, al menos, le comprendemos perfectamente. Algunos hombres, no sé, no parecen sentir esa imperiosa necesidad de comunicación verbal de nuestro escudero .Si se pudiese, como en las fábulas de Esopo, charlaría con su jumento. ¡Jumento? ¿Dónde? ¡Otra vez el burro Guadiana!

6 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es la primera lectura del "lado femenino" del personaje de Sancho Panza. Me ha gustado.

Abejita de la Vega dijo...

¡Menudo descubrimiento!Nada menos que el lado femenino de Sancho.
¿Qué dice nuestro Sanchico de todo esto?
Un saludo de esta parlanchina ...y escribana.

Ele Bergón dijo...

Pues qué voy a decir, lo de siempre que estáis piraos todos y ¡para eso habéis estudiado tanto! para decir tonterias que el lado femenino de mi padre.¡Pero cómo se os ocurre semejante patraña (esto lo diría él). Es verdad que habla mucho, porque cuando se pone no lo deja, por eso creo que ahora anda diciendo que le han ofrecido un puesto de concejal y yo me pregunto que de ¿qué? ¡No será de cultura! En fin ya he escrito en el blog de la tal Kety que yo lo que quiero es irme de insti porque estoy harto y es muy aburrido. En cuanto tenga los dieciséis, me busco un curro y a ganar dinero par gastarlo y darme la buena vida y para eso no necesito estudiar.

Mi madre es la que ahora se ha puesto a estudiar a Rubén Darío y ese tío ¿quién c....no voy a decir el taco, que luego os asustáis, es?

Mi madre también está un poco loca, pues le habla a mi padre en coplas como un tal Jorge Manrique que hace tiempo que está en la piltra de la que no se sale.

En fin que el Sanchico dice que no quiere estudiar que luego se vuelve como el Alonso y vosotros que andáis por aquí.

HAla que me voy con mis coleguis y mi pibita que por cierto no se llama Dulcinea, ¡vaya cursilada de nombre!

Abejita de la Vega dijo...

Que no Sanchico, que yo no dudo de la masculinidad de tu progenitor.Lo de concejal de cultura, le iría muy bien.
A ver si te encuentro en el de Kety.
Lo de estar harto del Insti, es una música que me resulta familiar...
Aprende de tu madre que ahora le está cogiendo gusto a eso de la princesa de la boca de fresa...no, Sabina no, Rubén...Me parece que conozco a la maestra, aficionada a los acordes azules...
Cuidado con el alcohol, el tabaco y alguna cosa más que fumáis.El lunes, hecho polvo...
Lo del curro no es tan fácil, sin cualificación ¿te suena?
Un saludo

manuel de la rosa dijo...

Es que la obra no era nada machista...para le época que fue escrita...el burro aparece y desaparece...y sin avisar...saludos

Abejita de la Vega dijo...

Saludos a Manuel de la Rosa.
Cervantes dice lindezas como "para la doncella honesta el hacer algo es su fiesta" o la que coloca en boca de Teresa Panza, eso de que la condicion de las mujeres es obedecer a nuestros maridos ,aunque sean unos porros.
Pero pone en boca de la pastora Marcela aquello que dice: "yo nací libre...".Un poco menos machista, naa más.
A Cervantes, le perdono todo.
Gacias por entrar aquí